28.2.09

Una historia no muy chiquita




Termino, después de una semana de robo de tiempo al tiempo, de leer la novela de Antonio Orlando Rodríguez, "Chiquita". Es cierto, no ha habido mucha disponibilidad de horarios, pero comienzo a recuperar los espacios perdidos al trabajo. Lenta pero imperturbablemente, voy venciendo al fantasma del inmediatismo y del "es para ayer"... si ya me había prometido tener calidad de vida, no lo iba a romper ahora, ¿no?

Así que en una semana me he dado tiempo de leer las quinientas páginas de la novela que cuenta la historia (parcialmente real y parcialmente ficcionada), de Chiquita, "The Doll Lady". Es un relato ameno, entretenido y sobre todo vivo, de una liliputense que decide, después de perderlo todo por ahí de 1896 en una crisis mundial (cuyo nombre no quiero precordar pero me hace pensar en nuestros días), dejar la comodidad de Matanzas en Cuba, para irse a conquistar, cantando y bailando, la gran unión americana.



Son 5 centenares de ideas divertidas, de recorridos por Europa, por los teatros y circos del mundo, con una breve historia policial para darle un poco de tinta y toque. Es una de esas novelas que te gustan porque no sabes qué tanto es real y qué tanto es mentira: pero eso es una novela, ¿no es cierto? pizcas de una y otra cosa. Entre personajes famosos del arte (Sara Bernhardt, Toulouse Lautrec) y de la política (Alejandro II, Guillermo II, y otros príncipe y herederos del viejo continente), pasando por el Sr Pullitzer y presidentes americanos, la historia se va entrecruzando y presentándonos a sus personajes, con sus caracteres y pasiones.

Es, sobre todo, una de estas novelas ligeras que te permiten salir de tu realidad laboral y que empujan a volver a casa pronto para seguir leyendo y viviendo su historia. Recomendable para poder pasar unas horas amenas, sin duda, aunque es claro que más profundidad, difícil de encontrar en el texto... pero para eso hay otras cosas.

Mi único temor al terminar el libro: se me han terminado los textos por leer. Sólo me quedan 2 de Levi-Strauss, que si bien interesantes, son de aquellos que te obligan a concentrarte más. Creo que tengo que volver a Lima en los días que vienen: necesito encontrar esas oportunidades de evasión.

Para saber más sobre Chiquita, acá una nota de The Washington Post de 1896... http://query.nytimes.com/mem/archive-free/pdf?_r=1&res=9407E6DB123BEE33A25757C2A9619C94679ED7CF

Joshua Bell en el metro...


Me llegó un mail de esos de cadena. No acostumbro abrirlos, pero venía de un familiar de gente muy estimada en Panamá. Y me llevé una gran sorpresa...

El Washington post hizo un experimento en que invitó a un virtuoso del violín (Joshua Bell), un tipo que no ves en un auditorio por menos de 100 dólares, a tocar en el metro de Washington 6 piezas de Bach. Durante 43 minutos tocó sin que nadie le prestara más atención y sólo recolectó... 32 dólares.

Esto era parte de una prueba para estudiar "si la gente estaba preparada para reconocer la belleza". El video está acá: te sugiero verlo y leer los comentarios un poco más abajo. (clic a leer más)



Y bueno, el tipo, con su violín de 3,2 millones de euros, sólo recibió unas cuantas miradas, monedas y según comentó, ningún aplauso. ¿Esto significa que no, que no estamos preparados para percibir la belleza mientras vamos en el metro? No lo sé, pero sí me hace pensar en otras cosas:

1. Los humanos no reconocemos la belleza, sino valores económicos: si hubieran dicho quien era, o que su violín valía 3,2 millones de euros, la gente seguro se queda.

2. Los humanos valemos en el contexto en que nos encontramos: si este tipo hubiera cantado a la entrada de un negocio de música clásica o un conservatorio, lo hubieran reconocido, pero en la calle, todos somos nadie.

3. La (esto lo copio de la reflexión del mail): Si no tenemos un instante para detenernos a escuchar a uno de los mejores músicos interpretar la mejor música escrita, ¿qué otras cosas nos estaremos perdiendo?

4. A los gringos, aún en Washington (que se supone es más culto), les importa un bledo Bach, les tiene sin preocupación lo que puede haber detrás de un jean y una gorra de beisbolista, y son muy trabajadores, porque no quieren llegar tarde...

Long live America... para más datos y para comprobar que es real, puedes ver más info acá: http://www.elpais.com/articulo/cultura/belleza/pasa/desapercibida/elpepucul/20070409elpepucul_1/Tes

1.2.09

Semana 1 de febrero... 2009


Ahí va... ahí va.

E la nave va... esa fue una de las primeras películas que vi este año. Ya he comenzado a esforzarme por lograr mis espacios mentales ex-laburo. La cabeza comienza a funcionar más claramente cuando le das oportunidad de pensar. Creo que así sí se puede uno volver más productivo, siempre que no hagas cosas personales en horas laborales.

Noticias... recomendaciones:


1. Cuando puedas, mira Telesur. Junto con La Jornada, son tus puntos de reflexión y salida hacia "el otro mundo que sí es posible". Ahí sí escuchas lo que dicen los diablos, sin ediciones ni malas vibras: escucha y decide por ti mismo, pero no dejes que lo hagan los grandes empresarios de la información en tu lugar. Lo puedes ver también en vivo directo en internet. ¡Maravillas de la ciencia! (sigue leyendo)





2. La Jornada de hoy con su nota principal me hizo pensar en Calderón y toda su familia (principalmente su progenitora: "Calderón prpone un FOBAPROA al mundo para salvarlo de su crisis... ¿y qué más podríamos esperar de los asnos de las grandes universidades americanas? Cuando nadie pensó que no había peor que Dornbush, Soros y Bancos Mundiales, ahora resulta que Zedillo y Calderón son los crativos del nuevo caos para siolucionar lo que llaman "efecto Big Mac" (Big Bush, Big Shit, Shit Bush - o las combinaciones que se les ocurran, siempre con las mismas palabras).


3. ¿Necesitas música de buena calidad en internet para concentrarte? dos buenas: (1) cafecody.com -para música Chill out- y (2) www.deezer.com -para cualquier cantidad de música que quieras: puedes hacer tu lista, invitar a tus amigos a compartir las suyas, dejar mensajes... ambas son buenas para mejorar la productividad.


4. La vida de esta semana: fue en Lima, pasé a visitar a algunos amigos, seguimos avanzando con el trabajo, pensamos en entrar más fuerte a Perú Mucho Gusto y creo que puede servir para que contemos realmente lo que significa BioComercio y hacer una reflexión sobre lo que queremos del futuro... estos días de reuniones me ayudaron a construir un poco más mi tema de alineamiento: creo que puede tener un poco más de futuro si le meto un poco de tiempo. Es una idea que nos ayudaría aconstruir mejor una estrategia que puede adaptarse a muchos temas. Comprobado.

5. Sigo sin hacer ejercicio, mañana voy de nuevo al campo, pero es el paso siguiente: ya está el tema de los tiempos de trabajo vs los tiempos personales, ahora falta el tema de amistades y el de manejo del ejercicio. El cuerpo me lo exige ! Ya comencé algunos ahorros... la nave va. ¿Septiembre 2010: Doctorado?


No mas por esta semana, pero ahí vamos. Llueve en Tarapoto, son casi las 5. A leer n poco y luego a comer algo.