4.5.09

El parque Nacional Rio Abiseo


Salida del Puerto de Huicungo: el sol mostraba lo mucho que puede hacer para jugar con los colores. Partamos por el río

Este Blog está perdiendo sus adeptos uno a uno por falta de actualización. Necesito ayudaaa!! pero no en blog, sino en la chamba! para no tener que pasar 12 horas haciendo cosas del trabajo y luego volver a casa sin ganas de hacer nada...(clic a seguir leyendo para ver las super fotos!!)


Bueno, al menos este fin de semana pude salir al campo y visitar una de las maravillas de esta área: el Parque Nacional Rio Abiseo. Sólo estuve en su zona turística, pero la verdad es que el área es muy interesante.

Sigo pensando que está muy desaprovechado, pues sólo te llevan a ver algunas cascadas, mientras que estoy seguro debe tener unas áreas geniales para el tema de observación de fauna. No hay duda que el guiado es un aspecto esencial en el ecoturismo. Por ahora les dejo con una fotos para que puedan conocer este sitio y se animen a visitarlo.

NOTA: Si pones el puntero del mouse sobre la imagen podrás leer algunos comentarios y explicaciones... buen viaje!

En el camino, una balsa cautiva espera a la gente que requiere cruzar el río con su vehículo de transporte terrestre...

Llegando al albergue, la noche ya estaba instalada. Llegamos a penas con la luz: unos minutos más, hubiéramos tenido que acampar.

Caminata por la mañana por el bosque para ver algunas especies interesantes: este bicho aparenta un gran ojo para asustar a sus depredadores

Un geecko bicolor tomaba el sol en las paredes del puesto de control, tal vez ayudando al conteo de visitantes...

Una poza escondida, un secreto para todos: Sander, nuestro guía decía que es como un refugio de piratas

Agua, agua, agua. Las caídas se encuentran al por mayo. En esta época de lluvias se aprecian en su esplendor.

El río Abiseo es muy movido y no recomendable para cardiacos o turistas de prueba...afortunadamente el guardaparques conoce el camino como la palma de su mano

Alguien dijo que en el sitio había visto un verdadero oso, pero lo único que pudimos encontrar fue un sajino en crisis energética...

La cascada, sin duda, vale la pena la caminata y como siempre, un buen baño.

Parecería que el río, de vez en cuando, muestra sus habilidades. Para nuestra fortuna, nos acompañaban guías conocedores del área

Sigo buscando alguien que me quiera imprimir y ofrecer una exposición... mínimo en un museo de Nueva York o Nueva Cajamarca!

Regreso a la zona intervenida, pero no por eso fea: de lejos también el azul es del cielo y el verde de la montaña: de cerca, los plátanos han susituido a los cedros... c'est la vie.