12.7.10

Parodia a Iniciativa México

Duele pero es muy cierto, ahí les va para que le den una revisada. Tal vez este tipo de reflexiones sean de ayuda para reflexionar sobre el México que queremos. Es tiempo de que los mexicanos simples y corrientes decidamos qué hacer para cambiar a nuestro país y sacarlo de las manos de los que lo tienen secuestrado.



Esta gente que lo hizo tiene una página web www.losdetonadores.com , pero no dice quiénes son ni nada por el estilo. Si alguien tiene info, que la pase. Por lo pronto me parece muy bien, siempre que se dediquen sólo a eso: a ser detonadores de la reflexión.

Nota al 13 de julio: el actor se llama Greg Berger. Al parecer es un activista americano... seguimos buscando info.

11.7.10

Obama ¿"el salvador" de las libertades?

Pequeña nota en el Universal: el gobierno federal americano aplica "redadas silenciosas".

Mientras por un lado se enfrenta la ley anti-inmigrante en Arizona, el gobierno de Obama realiza, en diferentes empresas, visitas en las que se piden papeles a los trabajadores y se multa a los patrones que emplean a indocumentados. No, los migrantes no son deportados, simplemente se quedan sin trabajo y tienen muchos problemas para buscarse uno nuevo. Buena estrategia, ¿no? Ya no hay que pagar deportaciones, no se genera un problema político tan visible ("es un asunto laboral y fiscal") y además el Estado central recupera el "monopolio del tema migratorio". 

¿Es esto bueno para el país? Ningún americano quiere hacer el trabajo del indocumentado, así que las manzanas se quedan en sus árboles, los centros de empaque no tienen qué empacar y los gringos no tienen manzanas en su mesa... con lo que se pierden unos millones de dólares.  ¿Lo sabrá Obama? Dice un comentario por ahí: "negro por fuera, blanco por dentro, ¿qué es?" Error, no es un huevito de Kinder.

La nota es muy interesante y se puede leer acá

Aquí no pasa nada!! - Y sobre el chavo del 8.

Esta canción es de Caifanes y las fotos que le pusieron me parecen excelentes porque explican mucho de lo que sucede en el país.



El segundo video, lo dedico especialmente a mis amigos en Sudamérica con quienes tantas veces he debatido el tema del "Chavo del 8": en Perú, en Argentina, en Ecuador, en Colombia y muchos otros países de por acá, "el chavo" es un ídolo, tal como lo es en México. Desafortunadamente, pocos ven lo que algunos aborrecemos en un programa como este y suelen pensar que el único loco (no me preocupa que me digan loco, sino que sea el único) que no lo tolera soy yo. Acá se los dejo, ojalá les haga reflexionar un poco.

10.7.10

Theremin... para despertar

La canción siempre me gustó, pero desconocía el Theremin, un instrumento de la modernidad. Así que si se están levantando como yo, acá tienen algo rico. Las vocales en español no me encantan... suena muuy "agringado", pero digamos que es parte del show. 



9.7.10

¿Cómo sobrevivir a un doctorado cuando eres más (t...)ado que docto?

Lo primero que tienes que hacer es buscarte unos amigos como los de nuestro grupo de trabajo. Con ellos, aunque no seas erudito, eres bienvenido. Lograr ese rico balance entre la amistad externa a la clase y los buenos debates dentro del aula enriquece y te devuelve a la vida: no sólo de doctorandos está hecho el mundo. 


Después, recordar esta imagen que a mí me encanta y que recuerdo desde que tengo unos 10 años porque era un poster que vendían en la tienda de periódicos más cercana a casa de mi abuelita. El título superior era "No gano, pero cómo me divierto"


Y luego entrar en fases creativas alternas: el día de hoy, resultado de nuestros nervios por la primer entrega de trabajo hicimos un poco de creación literaria y cada quien diseñó algo distinto:


Consigna para salir a protestar:

"Ni hora cenicienta! ni desesperación!
Libertad a nuestras ideas!
Y que viva el porrón!"

Arenga patriótico-académica-futbolera:

"Ya saldrán las ideas. Pero mientras tanto, podíamos recurrir a aquel trabajo que el profe nos mandó leer sobre artesanía intelectual y, apelando a su espíritu, reivindicar los tiempos del artesano intelectual. Si parecemos máquinas de escribir. Bueno, mucho ánimo y la mejor de las ondas, desde un Uruguay CELESTE con el sol bien en alto, brillante, en donde parece ser que la lección ha quedado clara, después de tantos años de individualismos y neoliberalismos y otros ismos... Solo es posible un resultado digno, si se trabaja en equipo, con el mejor esfuerzo, codo con codo y por encima de todo, con los compañeros. VAMO ARRIBA QUE PODEMOS!!!
PD. Ahh, me olvidaba, el vino tinto inspira, aunque también te hace perder un poco la memoria, jeje

Motivación gastronómico-nacionalista-con-vocales-prolongadas:

Vamossssss, vamoossss neuronas metodológicas. Si alguien necesita alguna ayuda, también me ofrezco... Veré en que puedo ayudarles, porque entre medio estoy haciendo tres ollas de locro para vender para juntar fondos para la "Bilioteca Popular de Cabana", somos un grupo de soñadores que tratamos de estimular la vitalidad y difusión de la cultura escrita en un paraje de las sierras chicas cordobesas!!!
Y en el Dia de la Independencia de la patria, yo ya me independice!!! 
Feliz dia de la Independecia!!!! (qué no era de la bandera??)

Y canción a ritmo de Hip-hop (cuando leas, haz voz como los de calle 13)

Nada, que todo te de risa
que la escuela no aterriza
si tú andas en la cornisa 
quitáte la camisa 

luego mira al cielo 
y olvídate del dinero
sonríete, no importa que estés en cero
con ánimo todos saldremos del agujero
porque si te digo, si te cuento, si soy sincero
no hay nada mejor que un buen parcero* 

En esta vida matraca del doctorado
no queda de otra sino recordar lo andado
lo actuado, lo estudiado, lo trabajado
dejarte volar para que salga un nuevo trabajo inventado
en un par de mails y cervezas inspirado

*[n del t:  amigo, en colombiano]

Así sí se puede hacer un doctorado!! Vamos vamos!! 

4.7.10

Fotos de domingo de reflexión; salven a la costanera...

Algunas de las fotos hechas costando por el Río de la Plata. Hoy, un evento muy interesante en defensa del río (o de las tierras adyacentes al mismo, que para variar, quieren transformar en carretera para poder hacer más edificios), la juventud de Vicente López gozando del sitio y del clima. Ra, Inti... estuvo ahí. 

El único e inolvidable acompañante argentino-uruguayo

El farol que alumbra el cielo azul

Atardecer porteño


Mirando el futuro del yo

Qué música, qué grupo, qué sonrisas

¿Los músicos de babel? Kousturika sería feliz de éstos émulos

Mon manège à moi

En sus ojos se veía una infinita dulzura...

Qué personajes...

¿Es posible ver más felicidad?

Una sonrisa de estas al día, basta contra el estrés

Hay clowns que ni disfrazados pierden el estilo

La tierra es una masa redonda, achatada de los polos...

Y si se trata de bailar... se tú mismo

De luces y sombras

No me mientas...

Leo, leo y leo. No, no hablo de signos zodiacales, me refiero a mi lectura actual en que se dice que somos seres que todo lo "contamos" (es decir que le damos forma de cuento) y así transmitimos nuestras "verdades". Mismas "verdades" que se ajustan a la relación que tenemos con el medio: contar verdades que no sean creíbles nos vuelve un poco lunáticos...  

Si vas a contar una mentira, sólo sigue la lógica del relato que le gusta a tu sociedad: dale un punto final con valor, selecciona en la trama eventos que sean relevantes para ese punto final, ordénalos de algún modo, mantén tu identidad estable (no seas asesino hoy y humanista mañana, a menos de que puedas explicar ese cambio), aderézalo con algunos vínculos causales y pon signos de demarcación: "no se van a poder imaginar lo que me pasó viniendo hacia acá...". 

Para muestra, un pequeño botón:
En Reconstructing Reality in the Courtroom, Bennett y Feldman (1981) sometieron a los participantes de la investigación a cuarenta y siete testimonios que, o bien intentaban recordar eventos reales, o eran invenciones ficticias. A pesar de que las calificaciones de los relatos revelaron que los participantes fueron incapaces de discriminar entre los relatos genuinos y los ficticios, un análisis de los relatos que se consideraron genuinos por oposición a los falsos resultó interesante: en gran medida, los participantes realizaron sus juicios de acuerdo con la aproximación de las historias a las narraciones bien formadas. Las historias consideradas genuinas fueron aquellas en que dominaron los eventos que resultaban relevantes en relación con el punto final, y en las que había abundantes lazos causales entre los elementos. (Gergen 2007:162)
Lo puedes aderezar con esto y darte cuenta que tenemos filósofos músicos y filósofos callejeros que no necesitan ser científicos para conocer la fórmula.... pero que también se las saben. (tiene subtítulos en español)

1.7.10

Historia del Samuel que quiso ser Samuel

... bueno, la verdad es que escribes bonito, pero no tienes ni idea de lo que es un problema (y dicho sea acá entre nos, ni de un marco teórico, ni de una hipótesis, mucho menos de una tesis...). 

El Andaryego ha descubierto que tantos años de literato amateur sí han servido de algo. Hacer cuentitos sirve tanto como hacer cuentitas; escribir ensayos sirve tanto como ensayar; blogguear ayuda a redactar. Al menos.

Parece que mi forma de escribir no es tan mala (claro, después de veinte versiones, algo tiene que comenzar a tomar forma), de hecho a varios de los compañeros doctorandos, les entretiene y divierte. Pero en el fondo parece que también tengo la habilidad de escribir una enorme cantidad de contradicciones que no demuestran otra cosa sino la fortísima relación entre mi escritura y mi tema de tesis: me quejo de la hegemonía y quiero que los pobladores aprehendan mis textos; critico la academia, pero estoy ahí adentro; hago una enunciación apropiada de mi objeto de estudio, pero no puedo describir el problema. 

A veces me siento como en aquella caricatura donde un niño pelea con un gigante y por más golpes que le da, el gigante invariablemente lo toma de la chaqueta y lo proyecta en el aire. El pequeñín cae por allá lejos, se recompone un poco la ropa y va de regreso a buscar pelea.  

Así soy: persistente, testarudo, idealista, empecinado, crítico ácido jugonaranjesco, polémico... los que me conocen, le pueden poner otros treinta adjetivos. 

Pero igual, miedoso de largarlo todo y más bien caminando por el filo: la sociedad no funciona, pero si la quitamos, ¿qué nos queda? El turismo es capitalismo y el capitalismo es dominio, pero si eliminamos esto ¿quién va a pagarnos la nómina para ir a tomar cerveza? Siempre cercano al salto, pero ahí, en la cornisa.  Me pregunto si un día de estos tendré que decidir si debo continuar peleando por el cambio desde afuera o desde adentro (charla que nos mereció al menos un par de horas el martes por la noche). Dicen que los revolucionarios en el viejo sentido ya se extinguieron.

Los adultos prefieren hacer los cambios desde dentro del sistema: sí, cambiémoslo, pero que no nos duela tanto. ¿Y qué sucede al final? Que es un cambio de opereta, un maquillaje, un capitalismo sustentable, un auto híbrido, un presidente de color pero de escuela privada, un papa moderno (pero al fin y al cabo del Vaticano). 

En cambio cuando tenías 20, todo tenía que cambiar. Y radicalmente. El mundo tenía que ser más justo: había que hacer el amor y no la guerra, se tenían que ir todos, tenía que implementarse el comunismo, se necesitaban eliminar las instituciones y crear unas nuevas. 

Pero ya pasaron esos tiempos. Ahora hay que construir, no hay que ofender, hay que sopesar las palabras, hay que ser parte de la sociedad. Si criticas las instituciones se te pueden caer los cabellos... y peor aún: la ideología. Es peligroso, puede doler y no todos tenemos un corazón adaptado a miradas inquisitivas; el agua fría hace tiritar; si dejas de creer en, requieres un Dios sustituto; si no te ases (de asir) a algo, te caes... y el mundo gira a más de 2000 kms/hora. Eso Duele. 

Ahora (y siempre) el andaryego se cuestiona. Y cuando escribe o comparte sus dudas, contribuye a la confusión de sus amigos. Lo siento. No, no lo siento. Bueno, sí, ahora que lo pienso, de hecho que lo siento, pero no sé si es un sentimiento negativo o positivo. Digamos que depende del momento, de la frase y de la persona.  En ese caso, sentir es bueno. ¿Quién dijo que decir "lo siento" tenía que ser sinónimo de pesadumbre? ¿Por qué si alguien te dice "te extraño" no podríamos responder "lo siento", es decir, "me causa un sentimiento positivo saberme extrañado"?

Pero cuando el andaryego mete su sarcasmo en la academia, corre peligro de excomunión: "¿cómo que somos pedestres?" No, una disertación de doctorado es el máximo documento de la academia.... ande a preguntarles a sus neozelandeses a ver si sus tesis son tan satíricas como sus papers. ¡Son cosas distintas! mi hermano ¡usted se pasa!  ¡Esto no es broma!  A la institución, ni con el pétalo de una rosa... acá somos serios.  En fin, bueno, yo... lo siento, de hecho, lo siento mucho. 

Por ahora, habrá que dejar descansar ese proyecto un par de días, dejarlo que tome tanto aire como necesite, permitir a su dueño reflexionar un poco más sobre la forma de abordaje que usará en la próxima visita al gigante.  Qué cosa tan rica que es el debate y cuantos sabores tiene: frases de pimienta, voces de dulce, oraciones especiadas, letras condimentadas.

Un párrafo de partida: todo esto me hace recordar a Borges (también motivo de debate de nocturna de martes y matutina de miércoles) y su texto "El arte de injuriar". Dice así: "Una tradición oral que recogí en Ginebra durante los últimos años de la primera Guerra Mundial, refiere que Miguel Servet dijo a los jueces que lo habían condenado a la hoguera: 'arderé, pero ello no es otra cosa que un hecho. Ya seguiremos discutiendo en la eternidad' "

Contra Miguel Servet del Reino de Aragón, en España: Porque su libro llama a la Trinidad demonio y monstruo de tres cabezas; porque contraría a las Escrituras decir que Jesús Cristo es un hijo de David; y por decir que el bautismo de los pequeños infantes es una obra de la brujería, y por muchos otros puntos y artículos y execrables blasfemias con las que el libro está así dirigido contra Dios y la sagrada doctrina evangélica, para seducir y defraudar a los pobres ignorantes.

Por estas y otras razones te condenamos, M. Servet, a que te aten y lleven al lugar de Champel, que allí te sujeten a una estaca y te quemen vivo, junto a tu libro manuscrito e impreso, hasta que tu cuerpo quede reducido a cenizas, y así termines tus días para que quedes como ejemplo para otros que quieran cometer lo mismo. (Más sobre Servet, acá)
... Por fortuna los tiempos han cambiado: ya no hay hoguera, aunque la iglesia sigue excomulgando

Usted disculpe, sólo fueron cuatro años (pero ya llevamos una vida de injusticia)

 
Los doce integrantes del movimiento de Atenco que fueron liberados ayer estuvieron cuatro años en la cárcel. Cuatro años comiendo lo mismo, cuatro años de no reunirse con sus amigos, más de mil trescientas noches. Se dice fácil. 

Y ayer les abrieron la puerta. No, no les pidieron disculpas, tampoco les van a restituir sus gastos. Ni les dijeron que se castigaría a los que los acusaron con "premisas falsas", en un proceso plagado de errores y en que "se castigó la protesta social" (vaya! se puede protestar en un país "democrático").  No se  limpia la imagen pública, no se recupera el tiempo.

Así está la justicia en mi país. Selectiva (no hay acusados por las guarderías, otros luchadores sociales siguen detenidos), solapadora (el fraude de 2006, la extinción de luz y fuerza) y lenta (sólo llegar a esta instancia significa que ya has pasado por un tortuoso proceso de tribunales, magistrados, juzgados, procuradurías...).  Y a estas alturas, nadie puede pensar que está cambiando, si acaso que tiene algunos chispazos de honor, pero no creo que hubiera quien se atreviera a poner la mano al fuego por la suprema corte. Ojalá pudiéramos pensar que al menos está indecisa.

Pero parece que su autonomía es inexistente y más bien que está secuestrada por el gobierno en turno para sus fines políticos: incapaz de mirar a las injusticias del presente, se dedica a castigar cosas del pasado: ahí están Echeverría y ahora Atenco. Golpes mediáticos en momentos electorales que al final golpean a otro que no es el PAN. ¿No está la resolución de Atenco claramente dirigida a la campaña política de Peña Nieto?  ¿Y Luz y Fuerza? ¿Y Pasta de Conchos? ¿Y los militares en la calle haciendo el trabajo de la policía? 

Así funciona la justicia en este país. En el Estado de México el PRI, pisoteando el sistema judicial (¿Alguien dijo Paulette? ¿escuché Greg por ahí?) para mantener sus privilegios. Más y más maquiavélicamente, cada día más represivo. Pero cuidado, el PRI no se está muriendo: el dinosaurio se rehusa a fenecer. Y se apoya en nuestra ignorancia, en nuestra incapacidad de autocrítica, en nuestra imposibilidad de reconocer que como ciudadanos, somos los primeros en ser parte de la corrupción ("¿no poli? Pa su refresco", "ándele, póngale otro cable para la tele de al lado y declaramos nomás una, yo le doy por ahí una ayudita", "orale profe, écheme la mano, para la otra voy a estudiar mejor"...)


Pero aún así soy optimista: pienso que podemos trabajar todas nuestras fallas y evitar el estallido social que está a la vuelta de la esquina. Nuestro barco no tiene capitán, tiene un misionario borracho y pederasta, su cocinero no se lava las manos cuando trabaja, los marineros están hartos de comer mal, del abuso del capitán Calderón y sus segundos de a bordo, pero aún estamos a tiempo de evitar la colisión con los arrecifes. No sé si podremos evitar el motín, pero tal vez logremos que no haya más muertos de los que ya tenemos. Aún se puede salvar lo esencial, llegar a un puerto tranquilo y sentarse en la playa para hacer un mea culpa, reorganizar el mando, discutir el racionamiento, arreglar el timón, discutir los días de descanso y cerrar un trato antes de seguir navegando. 

Si logramos liberar a la justicia de su secuestro político, si se avanza en ese sentido, no necesitaremos que América tenga que pedir asilo y hacer más grande un problema de por sí complejo. Si la intolerancia se discute en clase, si nos interesamos por la política, el aborto, la legalización de las drogas, el matrimonio homosexual y etcétera y etcétera... y lo debatimos en la sobremesa, si abrimos los espacios para darnos el derecho de escucharnos, entonces tal vez ya no tengan que morir más candidatos, más niños en los retenes, más estudiantes en el fuego cruzado, ni más bebés en las guarderías. Sólo los ciudadanos que piensan en el resto de los ciudadanos y no sólo en ellos y en su familia, comprenden que esa es la esencia de una sociedad. 

Sí, los culpables de haber encarcelado a otros por cuatro años (y a los muchos que están encarcelados y no logran salir porque no pagan el precio de la justicia hoy en día) todavía están libres y la justicia es lenta e insegura; en efecto, el Estado no responde y está plagado de corrupción, pero sólo un pueblo preocupado, informado y tolerante al debate puede evitar esa debacle... ¿Lo lograremos?