27.1.11

Llegada a Iquitos - Viaje a Leticia

Iquitos. Al fin.

Después de 3 días llegamos a Iquitos. En el puerto se aglutinan los
motocaristas, los que te ofrecen su hospedaje... pequeña nota técnica:
no bajé en Iquitos, sino en Nauta, a sólo 95 kms de Iquitos por
tierra, pero a 10 horas en el barco. Decidí ahorrar ese tiempo y
resultó correcto porque pude visitar un poco la ciudad y comprar un
boleto para salida de barco rápido a Santa Rosa-Leticia-Tabatinga, el
espacio geográfico trinacional en el que inicia el Brasil.

Iquitos debe haber sido una ciudad única y excepcional en su momento,
hoy es sólo su sombra: si bien llena de sol e iluminación, lo único
que destaca es la basura y la pobreza de una ciudad que perdió el
negocio que la creó: el caucho. Ahora los viejos y famosos edificios
que algunas vez construyera el oro plástico, pertenecen a la policía,
están abandonados... triste pero cierto: Iquitos perdió su sol.

En el último tramo del barco continué leyendo a Mac Cannell.
Excelente. Sus artículos "Naturaleza S.A.", "Cultura Blanca", "La
restauración de la estatua de la libertad" y otros hacen pensar mucho:
hegemonía, ritual, símbolos. Aunque no quiero, termino por ponerlo en
acción en mis observaciones de Iquitos... no cabe duda que es de lo
más interesante.

Ultimas reminiscencias del barco: mientras estás realizando
actividades que no deberías contar por decencia y en posición
cuasisentada, te caen las gotas frías de la ducha... viva la
comodidad!

En fin, Iquitos pasa muy rápido. Todos los hostels terriblemente
sucios (evita el "del Francés"), salvo uno nuevecito que depende de un
hotel "la casona". Aunque incómodo, está con una semana de antigüedad,
así que vale la pena. Imagino que es mucho mejor que otro que veo en
el camino y se llama: "Punto G"... gegege...

Consigo un pasaje en un barco rápido que hará en 10 horas lo que
hicimos en 2 días. Necesito ganar tiempo para llegar a Natal el 12 y
parece que ahí voy. El Miércoles a las 6:20 salgo en el Golfinho que
me cobra 70 USD, pero avanza mucho más rápido que el "normal" que
tomaría 2 días más... y saldría un día despues.

Recuerdo que muchos me dijeron (y también haberlo leído) que el viaje
era largo y aburrido. No hice caso, pero en cierta forma es así. La
selva no se disfruta desde un barco sino viéndola de cerca. Gracias a
Rainforest tuve la oportunidad de conocerla de otro modo y ahora me
digo que en verdad fue una experiencia mucho más valiosa de lo que
pensaba. Pero el hombre es necio y busca repetirse y repetir los
errores de otros... si no, ¿Por qué se casarían tantos humanos a la
semana?

Al fin, después de embarcar y salir más o menos a tiempo, estoy
llegando a Santa Rosa (el lado peruano de la frontera trinacional). En
el camino, la amazonía en su esplendor: luz, sol, un río que por
momentos tiene al menos un kilómetro y medio de ancho... pero aún la
seguiré por muchos kilómetros más, así que me preocupo por lo mundano:
la llegada a la frontera peruana es fácil y no faltan los "promotores"
vendedores", "acompañantes" que te dicen lo que tienes que hacer para
los trámites de salida y entrada al Brasil y terminan por venderte su
hospedaje.

El que me vendieron ("Bagpackers") es terriblemente malo pero muy
económico (sólo 15 reales, unos 8 USD). Me sirve de base de llegada y
finalmente decidiré pasar en él las dos noches que estaré en
Tabatinga. Este lado, el brasilero, es bastante feo; el peruano igual
y sólo se salva un poco el Colombiano, Leticia (ay! qué recuerdos!),
en donde encuentras buena comida, buena (relativamente buena) conexión
de internet y un espacio con más cara de ciudad. Al menos tiene un
museo, una plaza, una zona comercial... las otras dos son como
cualquier frontera: temibles, raras y peligrosas. Hay que caminar con
los ojos bien abiertos.

Tabatinga pasa rápido entre las dos ciudades y mañana ya parto hacia
Manaos, digamos que la verdadera entrada al Brasil. El viaje en bote
rápido es extremadamente caro (250 USD!!), pero la otra opción era
esperar al sábado y tomar el barco que por 100 USD me dejaría en
Manaus el martes, mientras que de este modo, salgo mañana viernes y
estoy en Manaos sábado por la tarde, es decir 36 hrs. Si todo sale
bien, pasado mañana escribo desde Manaos, ya mucho más cerca de Natal
(bueno, digamos que la mitad del camino), pero con un poco más de
tiempo y dentro del país. Creo que asi recupero el tiempo necesario
para llegar a tiempo a la boda del loco suizo que no pudo buscar un
lugar más lejos para casarse... aunque estoy seguro que él responderá
que es el más lejos para mí, pero el más cercano para sus amigos
europeos.

Este mensaje continuará y en algún momento tendrá las fotos correspondientes.

Yurimaguas - Iquitos

Imposible entrar a Blogger para actualizar, as{í que utilizo plan B
que es enviarme un correo. Sorry si el formato cambia un poco y no hay
fotos, pero ya vendrán.

El viaje de Yurimaguas a Iquitos es toda una aventura: 2 noches, 3
días en un barco que va a paso muy lento, lleno de familias, turistas,
visitantes, tripulación, vacas, bananos, fruta, arroz y mil cosas más.
Las hamacas se alinean en dos niveles y sólo el viento que corre nos
salva de morir perfumados por tanto humano.

La cadena que recomendaban traer para amarrar las cosas ha resultado
muy práctica (uso una que compramos con Katia para amarrar la bici que
Franco nos prestó en Bs As). Puedo irme a duchar a una de las 3 duchas
(y sanitario) que compartimos 200 personas, aprox. sin sentir que me
quedo sin cosas.

La primera noche no es tan divertida: unos militares alardean de su
condición y arman un show. Nos sentimos intimidados, pero al final no
pasa nada. Avanzamos al nuevo día y zarpamos a las 13:00

La comida-cena se sirve en el piso inferior al nuestro: tienes que ir
con tu tupper (si no lo compraste antes, te o venden) y hacer fila,
como cualquier presidiario o militar en cuartel: un poco de carne o
pollo y bastante arroz, para que no se diga que se pasa hambre.

En ocasiones resiento la soledad... esto de viajar siempre solo a
veces no es tan entretenido, sobre todo cuando te topas con
extranjeros que sólo comparten entre ellos los países y ciudades
visitadas como si fueran estampas de colección.

Leo. Otra buena recomendación: traer muchos libros. He terminado con
Geertz y ahora voy con Dean Mac Cannell. En efecto, no son lecturas de
vacaciones, pero también debo pensar en no olvidar el doctorado... en
fin. Intento también, de vez en cuando luchar contra mis ánimos
aislacionistas y me acerco un poco: dos holandesas, muchos argentinos,
tres británicos, dos colombianos, nada nuevo bajo el sol.

El sol sale, la impresionante amazonia aparece: ancho de medio
kilómetro, el río Huallaga se une al Marañon y el paisaje es
increíble: verde y más verde. De vez en cuando paramos en alguna
comunidad y suben aguajes, bananos y bajan humanos... el tiempo pasa,
sigo pensando si haré mi Praga-Shanghai en solitario o convenceré a
alguna amiga para entonces. No quiero ser el mismo francés quejumbroso
que recorría Patagonia solo en su auto de alquiler y sólo viajaba para
devorar kilómetros. ¿maduro o me hago viejo?

22.1.11

Comienza el camino de agua

Al fin, después de varios días de rencuentros con amigos y con trabajo
llegué a Yurimaguas, último punto carretero antes de llegar a Iquitos.
Después de un impresionante cruce del area de conservación Cordillera
Escalera penetramos en el llano amazónico, verde e interminable. Unos
minutos después llegábamos a la ciudad y tras bajar del auto y ser
abordado por la horda de motocaristas que ofrecen sus servicios, opté
por el conductor más callado para que me llevara al embarcadero.
Llegar a ver el enorme río Huallaga y el gran "bote" Eduardo 1 fue
sorprendente: suben vacas, costales, comida... y gente que se (nos)
ubica (mos) en el segundo y tercer piso con su hamaca. El bote no sale
sino hasta mañana a las 12 del día, pero nos dejan instalarnos hoy y
esperar ahí a que llegue el momento de la partida, así que hoy será mi
primera noche en hamaca, en el río, en la espera de un viaje que
"sólo" tomará 2 1/2 días hasta Iquitos... apenas el comienzo de esta
locura que, comienzo a sospechar, será más fuerte de lo esperado.

Las fotos que acá presento no son mías, pero sirven para ilustrar. Las
del andaryego subirán un día de estos que el internet funcione de
manera apropiada, porque subir un archivo acá es como ir corriendo 2
kilómetros por el tibet: casi imposible.

Hasta la próxima en Iquitos!






17.1.11

Semana 1 - Bs As - San Martín

Mientras en el camino de la política peruana Mercedes Araoz causa conmoción al renunciar a la candidatura del APRA a la presidencia, el andaryego hace aquello que mejor le sale: andar.

Sin problemas en la salida de Buenos Aires y la llegada a Lima vía Santiago. En el primer destino, la ciudad de los reyes luce en buenas condiciones: limpia, ordenada y con metrobus fresquecito. Como si algo se estuviera urdiendo en los pasillos de la política (una elección?). Las municipalidades gastan más en arreglar sus parques y sus calles, pero el tema educativo y/o el orden en general sigue siendo más o menos el mismo. Hay cosas que no cambian en una campaña.

En Lima veo a la gente estimada y querida; como lo delicioso del mar, de la tierra -qué mangos!-; bebo pisco, cusqueña, visito "el Juanito" y me entero que algunos se han ido de la ciudad y otros del mundo. Nada es para siempre. Lima siempre es lida de un lado y fea del otro; perfume de magnolias y olor de ciudad poco cuidada.

Salgo de Lima después de 5 días de buenas charlas, buenas comidas, viejos recuerdos. Planes, sí, algunos planes que no terminan de cuajar, pero que parecen mostrar que hay posibilidades detrás de lo que parece ser sólo una ciudad, un país, una zona, sin más posibilidades económicoas. Todo es cosa de buscar y eso haré.



Salgo hacia el norte por Cruz del Sur (Clásica paradoja del Perú). Las terminales están llenas, los peruanos están de vacaciones; los argentinos también, son filas interminables pero se pueden conseguir boletos. Voy hasta Máncora para encontrarme con el amigo Mauricio y su familia. No hubo lugar en Los Organos y al poco tiempo nos damos cuenta del error cometido: Máncora está terrible, inabordable, inviable, imposible. ¡Qué pasa Mincetur? ¡Qué pasa PROMPERU? Hicieron un malecón que no tiene pies ni cabeza, hay hotelitos, hotelotes, alberguitos, hostales, alojamientos... todos (claro, exagero como siempre, digamos que una gran mayoría de la gama intermedia y baja) están sucios, llenos, mal mantenidos, el servicio es pésimo. Extrañé Máncora.  No vayas al "hospedaje California", se parece más a la canción de Eagles que otra cosa: terminamos (-amos suena a muchos, en realidad fue Mauricio el mártir), levantando denuncia en la policía por mal servicio y porque nos botaron a las 9 de la noche del sábado... todo por pedir que limpiaran el cuarto.

Pero al menos charlamos y como siempre, intentamos arreglar el mundo. Difícil, si ni siquiera lo logramos con Máncora. Del ruido ni hablar: 20 al día, más de 100 decibeles, por donde andes. ?Es esa la idea de tranquilidad y relajo frente al mar? Vamos, Perú, qué pasa, si todo iba tan bien!

Domingo por la noche, volvemos en el carro del Mauro de Máncora a Piura. Sí, al menos comimos rico en Organos con Fabien y el amigo venezolano. La próxima, sin dudar, directo a Órganos. El vocho avanza a 80 sobre la carretera, no cabe duda que los modelos sesenta y algo aún son buenos. Duermo en Piura y hoy por la mañana me muevo a Chiclayo y paro en Lambayeque para comer unos deliciosos mariscos (un tiradito que pido en salsa de rocoto y de ají, pero el mozo gordito trae sólo de un color, olvida destapar la cerveza e ignora la diferencia entre el ceviche normal y el especial... "pues, el normal tiene yuca, camote... y el especial también... y la verdad... no sé muy bien... ").

Falta mucho para llegar a un buen servicio: señores empresarios, si nos necesitan, acá estamos: somos una serie de profesionales que les pueden ayudar... sólo hay que querer invertir (y paro porque si no terminaré contando cómo con la compañía LINEA de autobuses te meten en una lata sin aire acondicionado y con un especial de películas en DVD de Van Dame, con lo que verás más guerra y violencia que la que has visto en toda tu vida).

en fin... también es un poquito mi Perú, porque me ha dado muchas cosas lindas y ricas, así que también tengo derecho a criticarlo. A las 6:30 saldré hacia San Martín y veremos qué sigue por allá. Parece que en Iquitos hay una fuerte ola de dengue... espero poder salir ileso y cuanto antes. Brasil, ya estoy más cerca.

10.1.11

Andaryego News al 10 de Enero 2011: No más sangre - Wallerstein - Yunus



No más sangre
Con este título inician Rius y El Fisgón (caricaturistas mexicanos) una campaña contra la violencia del país. Si bien la iniciativa es respetable y aplaudible, también vale la pena preguntarse si podríamos pedir a los carteles que "dejen de derramar sangre" así, con un cartel y buen ánimo.

El editorial de la Jornada es más que claro el día de hoy: (texto completo acá)

"La defensa de la legalidad carece de sentido si no se empieza por garantizar el respeto a la más básica de las garantías consagradas en la Constitución: el derecho a la vida. Lo procedente, en consecuencia, no es priorizar el desmantelamiento de los grupos delictivos, sino la pacificación del país.
El gobierno calderonista debe asumir, de cara a la sociedad, los costos políticos de su decisión inicial: el emprender una guerra –la expresión es de sus promotores– contra la delincuencia sin contar con la preparación institucional y operativa necesaria, sin comprender a cabalidad la extensión del problema, sin considerar sus aspectos sociales, económicos y financieros, y sin tener la legitimidad política que se habría requerido para convocar al país a la unidad y la movilización contra las organizaciones criminales."
Tal vez la campaña pueda reflejar el interés de alguien por mejorar la situación, pero en realidad, lo que necesitamos es dejar las acciones mediáticas al estilo "estamos avanzando contra el narco", mientras aparecen 10 degollados en Acapulco, sin que nadie sienta ni siquiera un poco de escalofrío en la piel. ¿O qué opinas?



Comentario de Wallerstein: "End of the Recession? Who's Kidding Whom?"
Como cada dos o tres semanas, Wallerstein hace su comentario sobre la economía mundial y el "sistema mundo". Esta vez toca el tema del supuesto fin de la recesión mundial. Como siempre, un comentario sin ataduras que muchos de nuestros economistas deberían leer. Abajo un extracto, el resto lo puedes leer haciendo clic acá
The media are telling us that the economic "crisis" is over, and that the world-economy is once more back to its normal mode of growth and profit. On December 30, Le Monde summed up this mood in one of its usual brilliant headlines: "The United States wants to believe in an economic upturn." Exactly, they "want to believe" it, and not only people in the United States. But is it so?
First of all, as I have been saying repeatedly, we are not in a recession but in a depression...

Los peligros del "Grammenismo". 
Si escuchaste hablar de banco Grammen, entonces conoces que durante los noventa Eugenio Yunus, su fundador fue reconocido en el mundo por lo que en el momento fue calificado como un gran "invento": los microcréditos. Originalmente establecido en Bangladesh, pero después exportado a múltiples partes del mundo, su sistema de "banco de los pobres" tuvo enorme éxito, al grado de que le fue otorgado el premio Nobel de la paz (no el de economía), por contribuir a la mejora de la calidad de vida de aquellos que no alcanzaban los créditos de las empresas financieras: con "confianza y decencia", decían sus promotores, se podía acceder al mercado.

Parece que era otra burbuja. Lo que entonces fue un éxito, hoy cae como los grandes bancos: también en picada. Las altísimas tasas de interés, la cantidad de insolventes, su metodología un tanto mesiánica y religiosa (tienes que cumplir con las "16 resoluciones") y la falta de transparencia en los números han evidenciado que no todo era miel sobre hojuelas y que sólo entre el 5 y el 10% de quienes han sido beneficiados han salido realmente de la pobreza: la mayoría está "atorada" en la triste realidad de la pobreza... y además endeudado. Abajo otro extracto y la nota completa (en inglés) la puedes ver acá
Bateman records extremely high microfinance interest rates ‘everywhere’. In Bangladesh, for instance, these are around 30 to 40 percent; in Mexico, they go up as high as 80 percent. No wonder that in the most recent formal academic review of microfinance, by economist Dean Karlan of Yale University, ‘There might be little pockets here and there of people who are made better off, but the average effect is weak, if not nonexistent.’
Nota: el Andaryego se va a andar (sí, parece que aún anda, y no sólo vive en la Ciudad de la Furia), así que los próximos post se harán desde el siguiente ciber-cafe y se espera que venga acompañado de lindas fotos de garotinhas. Hasta pronto!

6.1.11

Dirección: Natal, Brasil (vía Lima-Máncora-Moyobamba-Tarapoto-Iquitos...

Con una enorme sonrisa salí del consulado brasilero: tengo la venia de Dilma y su equipo para visitar el país del verde-amarelo, de la samba, de los cariocas y de la caipirinha!!  Brasil, allá voy!!

Y como siempre, me pregunté la mejor manera de hacer el viaje más complicado: ¿En qué parte es más ancha sudamericana? Bueno, pues hagámosle, pues. Si tengo un boleto de avión de regreso a Lima, ¿por qué no empezar por visitar a los amigos y luego ir hacia el norte a las lindas playas de Piura, cruzar los Andes hacia Tarapoto, seguir a Yurimaguas y embarcarme en Iquitos para recorrer el Amazonas para salir en Belem? Total, ya de Belem a Natal, donde se casa el buen amigo Samuel, sólo hay cosa de 36 horas de autobús. Después del recorrido que para entonces habré hecho, será como un dulce. Este es el recorrido aproximado (y claro, falta el regreso, pero esa es otra historia que aún está por escribirse):


Única preocupación, el dinero, pero en realidad, lo que me preocupa es el regreso, porque aún tengo un doctorado que hacer y me tomará un par de años más... pero si hasta ahora se pudo, ¿por qué no se podría más adelante? 

¿Estás listo(a) para acompañar esta nueva locura? Salimos la semana siguiente, prepárate. Necesitamos repelente (mucho repelente), una hamaca (comprable en Lima), libros (ya tengo algunos), paciencia (hoy me toca sesión de espiritismo), ánimos (esos siempre estuvieron) y unas cuantas cosas en la mochila. 

Inicia la cuenta regresiva

2.1.11

Robert Rodriguez - Machete

Robert Rodriguez se ha caracterizado por hacer, junto con Tarantino, películas salvajes y sangrientas. De esas llamadas tipo "gore", en donde encuentras cabezas que salen rodando, tripas que se desenrollan y puñaladas que traspasan la carne produciendo una fuente de sangre.

Afortunadamente hay catsup y efectos especiales.

Pero lo que no hay que temer, es ver un poco de esto para ir hacia el fondo de la trama. Hacia lo que el director nos quiere mostrar y el tema en el que quiere que pensemos.

Machete es, sin duda alguna, una excelente composición de sátira, ironía y burla. Vista desde el cine, es una aguda crítica, estilo Tarantino, de aquellos films en que las chicas guapas enfundadas en minifaldas o vestidos de piel se vuelven justicieras al tiempo que enseñan sus atributos mientras matan con pistolas que nunca se recargan; pensada desde lo político, es una gran denuncia a los fundamentalismos "americanos" que denuncian el terror, las drogas y lo mal que está "el otro lado de la frontera", mientras justifican que hay que defenderse del invasor que quiere quedarse con el territorio; y si se le ve desde lo simbólico de la iglesia, el sueño americano, la búsqueda del poder y las contradicciones que todos cometemos al pensar en hacer "el bien", también es un reflejo de sociedades perfectamente perdidas y sin dirección. Finalmente, si se le analiza desde el "chicano power", también se piensa cómo se tejen las redes por un lado, mientras que por el otro el ser humano e individualista sólo va en pos de su beneficio.

Bien por Robert De Niro, que hace una excelente personificación del político texano (cualquier parecido con Bush es mera coincidencia); también genial por Dany Trejo ("Machete don't text"), Jessica Alba, Lindsay Lohan ("In the name of my father"), Michele Rodriguez y su taquería móvil "Tacos de Luz" y otra amplia cantidad de diálogos con sabor a "wacamoule".

Como no soy especialista en cine, te dejo a ti que la puedas ver y calificar. Previo a ello, sólo comentar que Rodriguez es parte de esta ola de cine "de frontera" (en donde lo mexicano y lo americano se cruzan, a veces mostrando lo mejor de ambos sitios, otras lo peor de ellos). No te asustes por la sangre derramada, pero sí pon mucha atención en un par de cosas:

-El trasfondo de los diálogos
-El parecido con la realidad
-Las imágenes y símbolos que en todo momento se cruzan (la comida es uno de ellos y es genial)
-El humor negro (si hubiera un color más oscuro, lo llamaría así)

Mucha suerte y buena película. Acá puedes ver una entrevista con algunos de los actores.

Y acá puedes encontrar espejos para verla "Online. Éste en particular me funcionó muy bien